domingo, 21 de abril de 2013

DISEÑO Y GASTRONOMÍA (I)


La gastronomía está actualmente extendida a casi todos los ámbitos de la sociedad, y no hay manifestación cultural o artística que se resista a tomar parte del mundo culinario. Evidentemente, una disciplina tan actual como el diseño, tanto gráfico como industrial no podía quedar al margen. Son muchos los creativos que recurren al mundo de la comida y/o bebida para dar rienda suelta a su creatividad, pariendo piezas realmente sorprendentes por su originalidad, por su estética decorativa o por su funcionalidad práctica, que puede ir más allá de un mero ejercicio creativo.

El diseño industrial es un gran beneficiado de este mundillo, puesto que alguien tiene que llevar a cabo las ideas que surgen para hacer más fácil la vida entre fogones a cocineros profesionales o meros cocinillas aficionados. El diseño gráfico también se lleva parte del pastel, puesto que su labor es dar imagen a los miles de productos alimenticios que tenemos a nuestra disposición en los lineales del supermercado, con el único propósito de hacerlos atractivos a nuestro ojo para ser comprados.

Aparte de esto, también nos encontramos ejercicios creativos con una funcionalidad meramente visual, pero que llaman la atención poderosamente. Es posible que solo sirvan para eso, para ser mirados, como decoración o como un proyecto personal que quizá nunca llegue a ver la luz definitiva de manera palpable, pero ahí está y es muy digno. Vamos a ver algunos ejemplos.


Esta es la portada del cartel del "The Sidney International Food Festival". Para su elaboración se pensó en un divertida composición de banderas internacionales realizadas con los productos típicos de cada país. De esta manera, vemos la bandera de Italia formada por hojas de albahaca, spaghetti y tomates cherry, la de Japón con un sencillo trozo redondo de "maguro" (atún rojo) imitando el "sol naciente" de la bandera nipona o la de España, rojigualda con chorizo y arroz amarillo, como si de un "arròs a banda" se tratara. Entre otras también identificamos Francia, India, Líbano (divertida la forma en la que han sustituído el cedro libanés de la bandera por una ramita de perejil...tendrá algo que ver Argiñano en este tema??

Otra propuesta creativa muy interesante y que provocó una lluvia de comentarios bastante desagradables entre los lectores del blog El Comidista fueron estos carteles:



  
Estos carteles son obra de una diseñadora española, que ha tratado de llevar a un formato cartel algunas clásicas recetas de cocina. Con un estilo muy sencillo y original presenta las recetas, mostrando de forma muy visual las cantidades de los ingredientes en forma de gráficos dentro del recipiente típico, caso de la paella, la fabada o la tortilla. El caso de las croquetas muestra las cantidades en unidades con la propia forma de la croqueta. Comentaba antes que estos carteles sufrieron feroces críticas en el blog del gran Mikel Iturriaga: en todos sitios aparecen los típicos puristas y agoreros amargados que todo tienen que criticarlo. En este caso le dijeron a la diseñadora de todo menos bonita, acusándola de no tener ni idea de cocina, porque esas recetas eran muy difíciles de interpretar, los ingredientes no estaban bien puestos, que donde se pusiera un buen libro de cocina se quitaran estos carteles tan feos, bla bla bla. Lo que parece ser que mucha gente no entiende es que esto no sustituye a ningún libro de recetas: simplemente son carteles decorativos con un motivo gastronómico, con un estilo sencillo y un tanto "vintage", ideales para decorar una cocina moderna.


Otro fantástico ejemplo de diseño, en este caso aplicado directamente a un alimento, es el proyecto "SweetPlay". Se diseñaron tres "carcasas" de chocolate belga (chocolate puro, con leche y blanco), todos con una ranura para insertar galletas de diferentes sabores (anís, lavanda, jengibre, vainilla, limón, café, etc) y tres acabado en la parte superior: un orificio, dos orificios o una superficie rugosa y cuadriculada susceptible de albergar algún tipo de almíbar o sirope. Las combinaciones que se pueden hacer son muy diversas y el resultado es tremendamente seductor!!


Por último, otro fantástico diseño aplicado al chocolate (es tan maleable que permite múltiples manufacturas). Una diseñadora islandesa decidió crear unos bombones que recrearan las cuatro formaciones montañosas más típicas de su volcánica y árida isla. Con diversos tipos de chocolates, almendras, pistachos, caramelo o haba tonka ha diseñado estas maravillas ideales para los amantes del cacao y la geología. La presentación de cada choco-montaña dentro de su pirámide es fantástica. Un grandísimo trabajo.

En próximas entregas, más ejemplos de diseño aplicados al mundo culinario de forma original y llamativa.


1 comentario:

  1. Pues a mí me gusta, es muy original y muy visual!

    ResponderEliminar